viernes, 28 de marzo de 2014

Milhojas helada de Inés Rosales

     Hacer un postre con tortas de Inés Rosales, pudiera parecer una redundancia, un atrevimiento incluso, un acto de gula capital … Pero bueno, me puse a ello: porque nos sentimos un poco más felices cuando comemos aquello que más nos gusta. Así de sencillo.
    El resultado es simplemente espectacular: un postre de emociones. Puro placer para los sentidos, para el disfrute.

     Aquí la foto del resultado final:



INGREDIENTES
1 paquete de tortas de aceite Inés Rosales
400 g de queso Philadelphia (2 tarrinas)
150 g de azúcar
1 cucharada de esencia de vainilla (opcional)
1 yema de huevo


Lo primero es batir muy bien el queso Philadelphia con el azúcar, y la esencia de vainilla.
Cuando esté bien batido, y el azúcar disuelto, añadimos la yema de huevo y volvemos a batir
Debe quedar una mezcla un poco más líquida que el queso en sí, pero consistente, se tiene que exteender bien sin "untarla", o sea sin apretar



La metemos en el congelador unos minutos para que se enfríe bien, porque a veces al batirla se calienta demasiado y se pone muy líquida
Si queda con textura que se pueda poner encima de la torta son que se "derrame" por los lados, podemos ahorrarnos este paso
Vamos vigilándola y a medida que se va congelando las batimos un poco, así tendrá consistencia de helado, pero ya digo, no helado del todo.
Si no lo batimos se pondrá dura, pero sin la textura del helado
Cuando la tengamos ponemos un par de cucharadas encima de una torta


Vamos formando capas de torta-queso-torta
Un paquete trae 6 tortas, y eso es lo que hacemos seis capas
Yo puse la torta sobre un papel de hornear que puse encima de una tabla de cortar, así la puedo meter fácilmente en el congelador, con tabla y todo




                       Cuando esté helada es muy fácil quitarla, despegando el papel de hornear
Una vez helada es muy fácil de cortar y con un resultado maravilloso
Y llegados a este punto....hay dos formas de comerla

1.- Helada, tal cual sale del congelador se corta y se come con las manos
2.- Dejándola que se derrita a temperatura ambiente...la torta se ha reblandecido con la crema
y podemos comerla con cuchillo y  tenedor...y os aseguro que esto es PURA LUJURIA





13 comentarios :

  1. Muy buena, ya de por si me encantan como buena Sevillana que soy.Besosss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. para mí es de lo mejor que hay, por eso hacer un postre con ellas es como un acto de gula, gracias, me alegro que te guste

      Eliminar
  2. Pedazo de idea!! yo lo he hecho con tortitas o con obleas, pero esta versión salada me encanta. besos

    ResponderEliminar
  3. Wow! ! ! ! Que bueno, fácil y resultón, no se me hubiera ocurrido en la vida, solo las utilizo para desayunar. Pa ' la saca

    ResponderEliminar
  4. Fantástica idea y con un aspecto inmejorable. Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Espectacular aspecto y me deleito imaginando su sabor!! Cuando acabe la dieta postnavideña es lo primero que pienso hacer!!! Un saludo

    ResponderEliminar
  6. Como está de buena la tartita para dar chillios, no me he podido resistir a llevarmela, gracias por compartirla :) :)

    ResponderEliminar
  7. Y que tal estará con crema pastelera o natillas ????

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. estaría buena sin duda, el problema es que para cortarla bien hay que congelarla, y no sé como congelaria con crema pastelera y natillas

      Eliminar
  8. Una buena idea , baya pinta que tiene y para los días de calor viene muy bien , tomó nota ... saludos

    ResponderEliminar
  9. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  10. La acabo de hacer y subirla a mi blogs el resultado es exquisito , rica rica

    ResponderEliminar
  11. Me gusta la receta, muy original y seguro que riquisima.

    ResponderEliminar