miércoles, 11 de septiembre de 2013

Cómo hacer salsa Tabasco casera


      Para los amantes de las comidas un poco, bastante e incluso diabólicamente picantes, hoy les propongo una manera fácil de preparar salsa de Tabasco casera. A nuestro gusto, así que prepárate para experimentar.




Para hacerlo más o menos picante (a nuestro gusto):

     1. Elegimos el tipo más o menos picante de guindilla o chile que usaremos.
     2. Elegimos cuántas guindillas o chiles ponemos.
     3. Añadimos un poco de agua para diluir o más vinagre a la receta.
     4. Añadimos o no las semillas que en la mayoría de las guindillas es lo realmente picante 
   
     Y cuidado, en general a todos los chiles y guindillas a la hora de manejarlos, hay que tratarlos como si fueran fuego. Debemos lavarnos las manos varias veces, después de manejarlos y no tocarnos ojos ni boca.
     
Esta es nuestra propuesta. El resultado, un tabasco apto para estómagos que gustan del riesgo pero no temerarios.

Ingredientes:

Guindillas o chiles frescos
50 ml de Vinagre de manzana o blanco
1 diente de ajo
sal
un poco de agua opcionalmente

     Quitamos a las guindillas las semillas:




En una batidora ponemos las guindillas, el ajo troceado, la sal y el vinagre. Añadimos un poco de agua.

Batimos a máxima potencia hasta que todo esté muy bien triturado. Pasamos el líquido resultante por un colador de malla fina.

Esta es nuestra propuesta. El resultado, un tabasco apto para estómagos que gustan del riesgo pero no temerarios.


                                         


                                                             


                                                                       



                                                                           

2 comentarios :