jueves, 7 de junio de 2012

Pan Naan en sartén

  
El naan es un pan tradicional hindú plano y crujiente por fuera, tierno por dentro, y que hoy podemos incorporar, con todo su exotismo, a nuestra cocina fácil y rápida. Sartén en mano.

A diferencia del chapati, otro pan hindú muy consumido, el naan lleva levadura. Se puede aromatizar con especias como el comino o curry o preparar no especiado. Ese toque que lo hace distinto, está abierto a nuestra imaginación y a nuestras manos.

Podemos consumirlo a la manera tradicional, a modo de cuchara para coger la comida, o relleno. En cenas de a uno, de dos o de muchos más, el naan es siempre un alimento para ofrecernos y ofrecer. 




INGREDIENTES:

500 g de harina de fuerza
300 g de agua templada
10 g de levadura fresca (o un sobre de levadura seca) de panadería
4 cucharadas soperas de yogur natural (mejor no azucarado). Opcional
1 cucharada sopera de sal
1 cucharada de cominos
1 cucharada de guindilla en polvo. Opcional
Aceite de oliva para untar en la sartén


PREPARACIÓN:

1. En un cuenco diluimos la levadura con un poco de agua templada y un poco de harina. Dejamos unos diez minutos para que la levadura se active.

2. En un bol grande, ponemos la harina y hacemos un hueco en el centro. Añadimos el yogur, que habremos atemperado fuera de la nevera hasta que esté a temperatura ambiente. Ponemos también las semillas, la sal y el agua. Añadimos también la levadura que habíamos disuleto en el agua. Mezclamos muy bien todo el conjunto. 

3. Lo vertemos sobre una encimera y lo amasamos durante unos 15 minutos, hasta obtener una bola elástica.

4. Volvemos a poner la masa en el bol, y la tapamos con una bolsa de plástico. La dejamos estar aproximadamente durante una hora, para que la levadura haga su trabajo, hasta que doble su volumen.

5. Una vez que la masa ha doblado su volumen, la sacamos del bol y la aplastamos para sacarle el gas acumulado durante la fermentación.

6. Dividimos en porciones. Hacemos bolas con las porciones y con un rodillo untado de harina, les damos forma ovalada o redonda. El tamaño de las porciones dependerá del tamaño de nuestra sartén (si vemos que después de hacer esto la masa se contrae mucho, la dejamos reposar un poco para que pierda su elasticidad).

7. Se calienta la sartén con un chorrito de aceite a fuego medio. Haremos los panes unos 5 minutos por cada lado. Disfrutando de cómo se inflan.

A mí me gusta añadirles un poco de aceite después de hacerlos y meterlos en una bolsa de plástico cuando aún están calientes (para que se queden más tiernos). Si se secan al aire se endurecen un poco.

Y ya, listos para disfrutarlos. Te sorprenderá. Sorprenderás.

7 comentarios :

  1. Hace poco que conozco tu blog, pero me parece que tienes recetas muy interesantes y unas fotos muy bonitas, por ello quiero otorgarte un premio por tu dedicación a la cocina. Pásate por mi blog para ver de qué se trata! Besos y enhorabuena!!!
    http://operacioncocina.blogspot.com.es/2012/06/premio-dedicacion-la-cocina.html

    ResponderEliminar
  2. La segunda receta de su blog que veo, y ¡ me encanta!
    mas tarde continúo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. me alegra mucho que te gusten las recetas, si te apuntas al blog, las recibirás por email en cuanto se publican, al menos una nueva cada semana. gracias

      Eliminar
  3. Hola.

    Ayer encontré tus recetas por casualidad y me han gustado mucho. Me he decidido a hacer el Naan, pero por más que releo no veo cuándo hay que añadir la levadura. ¿en qué momento se mezclan el contenido del cuenco y del bol? Supongo que antes de amasar, pero soy novato toial :-D.

    Emhorabuena por el blog, estaré atento a futuras actualizaciones.

    ResponderEliminar
  4. Hola, sí se añade en el punto 2. lo voy a escribir para que quede bien claro, gracias

    ResponderEliminar